CARGANDO

Escríbe para buscar

Fotografía analógica

Kodak Tri-X 400

Compratir

Con seis décadas de vida en el formato de 35mm, Kodak Tri-X es la película más clásica que ofrece el mercado analógico. La “Santísima Trinidad” de película Kodak en blanco y negro eran Panatomic-X, Plus-X y Tri-X, en sus sensibilidades de 32, 125 y 400 ISO. Tri-X fue durante décadas la película preferida por el fotoperiodismo. Yo mismo utilicé cientos de rollos en mi paso por el diario El País, a mediados de la década de los 80. La facilidad para utilizar esta película en cualquier situación la popularizó entre los profesionales de la comunicación gráfica. En la actualidad Kodak Tri-X 400 se presenta en los formatos 120 (formato medio) y 35mm, además de la versión Tri-X 320, en hojas. Kodak ofrece en un PDF sobre Tri-X toda la información técnica y de revelado de su clásica película en blanco y negro.

Kodak Tri-X 400

La película más versátil

Gran parte del éxito que tuvo Kodak Tri-X 400 entre los profesionales se debió a su capacidad de adaptación ante todo tipo de iluminación. No importaba si se fotografiaba a pleno sol un mes de agosto en el desierto de Sonora o si un diario encargaba las fotografías del concierto de un grupo punk en una pequeña sala de Vallecas. Tri-X siempre respondió con dignidad, desde ISO 200 hasta 6400 ISO. Seis valores E.V. completos. La otra parte del triunfo de Kodak Tri-X frente a (por ejemplo) Ilford HP5 fue la nobleza en su revelado. Tri-X admite desde reveladores de alta potencia y contraste (tipo Kodak HC-110 y Rodinal) a reveladores compensadores, como Kodak Microdol-X (hoy, Xtol) y el clásico entre clásicos Kodak D-76.

Kodak Tri-X 400 Watch

El valor añadido de la versatilidad justifica –en mi opinión– de manera sobrada la diferencia de precio respecto a película de 400 ISO tan atractivas como Rollei Classic 400S, una de las más gratas sorpresas que me ha deparado este 2022 que ya se acaba. Poder disparar desde 200 hasta 3200 ISO y mantener unos márgenes de calidad superiores está al alcance de muy pocas películas, por no decir que es exclusivo de Kodak Tri-X 400.

Kodak Tri-X 400 Skull

El contraste

Reza el refrán que “para gustos, colores”, algo paradójico cuando hablamos de una película monocromática. El tipo de revelador (enérgico o de grano fino) determinará el aspecto final de las imágenes que plasmemos en Tri-X. La nueva ola de amantes de la fotografía analógica desconocen que Kodak Tri-X 400 es una película que “mejora” cuanto más la utilizamos. Aprender a revelarla y saber exponerla de manera correcta nos hará comprender porqué se sigue fabricando durante casi 60 años de manera ininterrumpida y porqué fue una de las películas preferidas por un mito de la fotografía como Henri Cartier-Bresson.

Kodak Tri-X 400 Leaves

Para quienes se estrenen con Tri-X recomiendo disparar a la sensibilidad nominal de ISO 400 y utilizar un revelador amable, como Kodak Xtol, D-76 o Atomal 49, uno de los reveladores con mayor poder de compensación que he probado. Expuesto de manera correcta y ortodoxa, Kodak Tri-X 400 nos regala una elevada riqueza en sombras y tonos medios. El contraste con este tipo de reveladores será medio, idóneo para digitalizar.

Kodak Tri-X 400 Cartell

Grano clásico… pero no tanto

A mediados de los 2000 Kodak cambió la estructura de su película más famosa en blanco y negro. Sin alcanzar los niveles de aburrimiento del grano-T (tabular) de las películas Ilford Delta y Kodak TMax, el grano de Tri-X se “domesticó”, respecto al original de la película Kodak Tri-X Pan. Hoy encontramos una película de 400 ISO de grano fino (para su sensibilidad), inferior al que ofrece Ilford HP5 Plus. Sin embargo, el grano muestra una influencia clásica, fluyendo de manera uniforme en toda la superficie de la imagen. Las fotografías nos revelan un perfecto balance entre el tamaño del grano, la definición y el contraste.

Kodak Tri-X 400 Skull 2

Kodak Tri-X 400 no es sólo 400

La versatilidad de Tri-X se manifiesta en la posibilidad de utilizarla desde ISO 200 hasta 3200 ISO, obteniendo siempre excelentes resultados. Kodak Tri-X 400 es una película que invita a ir más allá de su sensibilidad nominal de 400 ISO. No es difícil encontrar quienes afirman que los mejores resultados se obtienen entre 640 y 800 ISO, pero también existen los fanáticos de dispararla a 320 ISO. Personalmente, me encanta respetar la sensibilidad nominal de 400 y forzarla hasta 1600 ISO, si es necesario. La nobleza de Tri-X facilita utilizar un amplio abanico de reveladores para el forzado. En mi opinión, los reveladores de Kodak son los mejores para destacar las virtudes de Tri-X en valores ISO altos. HC-110 mostrará un grano de mayor tamaño y un contraste medio-alto. Kodak Xtol, un grano y contraste más moderado, pero mayor gama de grises medios. Otras excelentes opciones son Ilford Microphen y Kodak TMax Developer, con tiempos de forzado más cortos.

Kodak Tri-X 400 Bronze

Prestaciones

Tri-X fue la película preferida por los fotoperiodistas durante décadas. Incluso a día de hoy, la fotografía documental se nutre de imágenes realizadas con película Kodak Tri-X 400. El grano no es ruido y tanto en revistas impresas, como en exposiciones, la calidez de una imagen analógica impresa en papel fotográfico mantiene la magia del revelado en el cuarto oscuro. Entonces, es Tri-X una película sólo para profesionales? En mi opinión, Kodak Tri-X 400 es la mejor película en blanco y negro de ISO 400 y es apta para quienes buscan la máxima calidad de imagen en una película rápida monocromática.

Kodak Tri-X 400 Glass 2

Es la oportunidad de disfrutar de un mito viviente. De la última GRAN película en blanco y negro. De la herencia de la mejor fotografía analógica. Y todo por 15 euros. Es una excelente elección para la captura de instantáneas urbanas (street photography), pero también para el retrato en interiores o la fotografía de conciertos. La facilidad para pasar a ISO 800 garantiza que con Tri-X nunca nos quedaremos a oscuras.

Las pruebas

Nada mejor que una cámara clásica como la Leica R6 para probar en una tarde lluviosa de invierno la película más clásica de 400 ISO que aún se comercializa. Los objetivos Leitz Macro-Elmarit-R 60mm ƒ/2.8 y Leitz Elmarit-R 90mm ƒ/2.8 II han sido los testigos de mi reencuentro con Kodak Tri-X 400. He utilizado el revelado de grano fino y contraste medio Kodak Xtol, en disolución stock, con un tiempo de procesado de 7 minutos a 20º. El resultado son imágenes de aspecto clásico, que ofrecen un balance muy equilibrado entre grano y contraste. La riqueza en el detalle en altas luces y sombras es superior a otras películas de la misma sensibilidad. Estos motivos justifican –en mi opinión– su precio.

Kodak Tri-X 400 Alley

Conclusión

Kodak Tri-X 400 es mucho más que una película clásica. Es un mito. Una leyenda. Utilizada por los mejores fotoperiodistas de los últimos 60 años, Tri-X plasmó desde los horrores de la guerra en Vietnam a capturar “el instante decisivo” de Cartier-Bresson. Hoy podemos seguir disfrutando de esta joya en forma de rollo fotográfico. Eso sí, por unos 15 euros. El precio y la falta de disponibilidad en tiendas serán los únicos factores que puedan impedir gozar de una de las últimas películas legendarias que todavía perduran en la actualidad. Su facilidad y nobleza en el revelado, un grano clásico y moderado, su contraste medio y la excelente respuesta tanto en sombras como altas luces convierten a Kodak Tri-X 400 en una película de cualquier amante de la fotografía analógica debe probar.

Kodak Tri-X 400 Building

Lo mejor

  • Sensibilidad de ISO 400
  • Grano clásico, de tamaño medio
  • Contraste variable, en función del tipo de revelador utilizado
  • Película apta para el forzado, hasta 3.200 ISO
  • Excelente respuesta en sombras y altas luces
  • Facilidad de revelado y amplia gama de reveladores utilizables

Mejorable

Valoración

  • Grano:
  • Nitidez:
  • Contraste:
  • Estabilidad:
  • Latitud de exposición:
  • Escala de grises:
  • Detalle en altas luces:
  • Detalle en sombras:
  • Reproducción de negros:
  • Facilidad de revelado:
  • Relación calidad-precio:
  • Valoración personal:
Etiquetas:
Artículo Anterior
Siguiente Artículo

Quizás quieres decir

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *