CARGANDO

Escríbe para buscar

Análisis Leica

Leica M11

Compratir

Leica es uno de los pocos grandes apellidos en la historia de la fotografía que se mantiene a pesar de todas las crisis de la industria fotográfica. Supo adaptarse a la práctica desaparición de la práctica analógica y derivó la investigación óptica para la fabricación de objetivos Panasonic y smartphones Huawei. Sin embargo, la mítica Serie se mantuvo intactas las esencias del fabricante del punto rojo. La exclusividad en el precio al servicio de la excelencia fotográfica. La Leica M11 llega con nuevas prestaciones fotográficas y el manejo más analógico del mercado. Todo un guiño al renacimiento de la fotografía analógica, del que sin Leica, no se comprende.

Leica M11 Hermes

En las manos

La apariencia de las cámaras Leica M es extremadamente sencilla. Una caja fabricada con el metal más resistente con un visor óptico y un aro de velocidades de obturación. La única diferencia con una Leica M analógica es la ausencia de la manivela de rebobinado. Las cámaras Leica M no son las cámaras más cómodas en las manos; siempre extrañé una mejor sujeción. Sin embargo, son cámaras para fotografiar durante horas y horas. Para largos reportajes, de días o semanas de duración.

Leica M11 Front

Diseño

El cuerpo de la Leica M11 es sobrio, como todos los modelos de la Serie M. En parte frontal se encuentra la leva de selección de focal. En la tapa superior, la leva de conexión, el disparador, el aro de velocidades de obturación y el de sensibilidades. La tapa trasera alberga una pantalla LCD de 2,95″ con tecnología táctil y tan sólo 3 botones: revisión de capturas, funciones y acceso al menú general de la cámara. El joystick de selección de funciones y un dial de control completan toda la botonería de la cámara.

Leica M11 Back

Características técnicas

El sensor de la Leica M11 es la novedad más llamativa. Sin reducir la calidad de imagen, ni el formato, facilita tres resoluciones distintas: 60, 36,4 y 18,5 Megapíxeles. De esta manera el usuario podrá seleccionar el tamaño de los archivos y el tamaño máximo de ampliación de cada fotografía. La memoria interna ha aumentado hasta los 64GB, facilitando almacenar un gran número de fotografías a máxima resolución. La autonomía de la batería mejora hasta un 64% la de versiones anteriores de la Serie M.

Las principales características de la Leica M11 son:

  • Sensor retroiluminado de formato completo sin filtro de paso bajo y hasta 60 Megapíxeles de resolución
  • Tres resoluciones de máxima calidad: 60, 36,4 y 18,5 Megapíxeles
  • Procesador Leica Maestro III
  • Formatos de archivo: DNG, JPEG, DNG + JPEG
  • Pantalla LCD de 2,95″ con tecnología táctil y 2,33 millones de puntos de resolución
  • Velocidades de obturación: 8 segundos – 1/4.000seg. (hasta 1/16.000seg, con obturador electrónico)
  • Cadencia de disparo de hasta 4,5 f.p.s.
  • Enfoque manual con asistencia electrónica
  • Escala ISO: 64 – 50.000 ISO
  • 2 modos de exposición
  • 3 modos de fotometría
  • 12 modos de balance de blancos
  • Conectividad Bluetooth 4.2
  • El visor electrónico opcional Visoflex 2 proporciona una calidad de visualización de 3,7 millones de puntos

Prestaciones de la Leica M11

Las cámaras de la Serie M de Leica han sido los modelos preferidos por los profesionales del reportaje fotográfico clásico. La fiabilidad de las cámaras Leica M es una de sus señas de identidad y el principal motivo para comprar una Leica. Son cámaras –por su elevado precio– orientadas al uso profesional. Incluso los modelos analógicos de película de 35mm tienen en la actualidad un precio de varios miles de euros. Sin objetivo. Sólo el cuerpo. La Leica M11 no es la cámara idónea para la fotografía deportiva o de producto. Tampoco para periodismo diario. Pero es una herramienta de trabajo my valiosa en retrato y paisaje.

Leica M11 Street Photo 1

Leica es un instrumento de trabajo. No son pequeños electrodomésticos que se averían al poco tiempo de vencer su garantía. Tampoco son cámaras que se devalúen desde el momento que salimos de la tienda. El elevado precio de los cuerpos y objetivos Leica convierte a los modelos del punto rojo en objeto de deseo y coleccionismo. Sin embargo, no conozco una cámara más fiable, ni mejores ópticas. Yo mismo utilicé objetivos con más de medio siglo de vida en la review de la Leica SL2, un modelo de 47,3 Megapíxeles.

Leica M11 BCN

Modos de exposición

Manual y prioridad de abertura. Los dos modos de exposición más clásicos. La Serie M de Leica se aleja de los modos programables, flexibles y modos de escena. Es la esencia de la fotografía más pura. Sin artificios, colorantes o conservantes artificiales. Sin sistema de enfoque automático o estabilizador. Sólo la mejor mecánica, una electrónica cuidada y los objetivos con mayor calidad óptica del mercado. El precio a pagar, exclusivo. Leica nunca será, una marca popular, pero sí prestigiosa y esto se revela también en la forma de trabajar con esta joya alemana.

Leica M11 Rei

La pasión por el punto rojo

Leica es uno de los apellidos míticos en la historia de las cámaras y ópticas fotográficas, junto a Hasselblad, Rolleï y Carl Zeiss. El punto rojo caracteriza a sus objetivos y a la mayoría de sus cámaras. La mayoría de los grandes maestros de la fotografía utilizaron Leica. Muchas de las fotografías icónicas que recordamos están hechas con una Leica. Entonces, nos hace la Leica M11 mejores fotógrafos? Por supuesto que no. Sólo es una herramienta con la que hacer fotos con una calidad extraordinaria.

Leica M11 Red Dot

Menú

La familiarización con el menú general de la Leica M11 es total, si se ha trabajado con una Leica SL2 o una Q2. La interfaz es clara e intuitiva, siendo –en mi opinión– el menú más sencillo para fotografiar. La pantalla general del menú rápido facilita ajustar los parámetros más habituales que intervienen en la captura. Me parece un acierto que Leica unifique la interfaz del menú en sus diferentes líneas de cámaras. Agiliza el manejo y crea una fidelización en sus usuarios.

Ópticas Leitz / Leica

El mejor telémetro del mundo, un diseño atemporal y la máxima calidad de los materiales de construcción son las señas de identidad de las cámaras Leica. Pero delante, siempre hay un objetivo Leitz / Leica. Su calidad óptica es legendaria y es el principal motivo de ser la marca preferida por los grandes mitos de la fotografía. La montura Leica M no ha variado en más de medio siglo. Es posible montar objetivos con décadas de fotografías a sus espaldas. Objetivos de enfoque manual fabricados en metal, con los mejores cristales y con una calidad óptica sensacional.

Leica M11 Torres

Un sensor con 60 millones de píxeles de resolución y ópticas fabricadas hace décadas. ¿Dónde queda la cantinela de “los sensores de gran resolución necesitan objetivos con nuevos diseños ópticos, si se desea sacar el máximo rendimiento a la resolución”? Sencillamente queda fuera de todo lo que no sea Leica / Leitz. Que Leica no haya tenido que desarrollar una línea de objetivos “digitales” para sus cámaras Serie M habla de una excelencia óptica muy por encima del resto de los fabricantes. Esto favorece que los usuarios de cámaras Leica de telémetro y réflex (con adaptador) puedan montar sus objetivos Leitz/Leica en la nueva Leica M11.

¿Merece la pena comprarse una Leica M11?

Sólo quien no ha trabajado nunca con una Leica M sería capaz de formularse una pregunta tan absurda. Leica no es una cámara para todos. Aunque se trate de un modelo digital, la Leica M11 no es la cámara para quienes disparan, en lugar de fotografiar. El magnífico visor óptico de telémetro facilita un enfoque manual relativamente rápido, pero nunca podrá comprarse con los mejores sistemas AF del mercado, capaces de mantener la máxima precisión rostros e incluso ojos.

Leica M11 Street Photo 2

Fotografiar con una Leica es aprender a esperar a tener la foto deseada en el visor. Aprender a encuadrar. Saber que una buena fotografía requiere su tiempo. Son cámaras para fotógrafos. Para el resto, mejor capturar esa imagen con el smartphone. Nunca recomendaré hipotecar una casa y comprarse una Leica para hacer street photo. Sí recomiendo Leica a toda persona que desee saber qué se siente al fotografiar con Leica. Porque la fotografía son sensaciones, más allá de la tecnología.

Leica M11: un modelo radicalmente nuevo

Parece que la dictadura digital obliga a los departamentos de márqueting a lanzar cada año nuevos modelos, que de nuevos, tienen más bien poco. Esta práctica ha sido una constante en prácticamente todas las marcas, rozando lo vergonzoso en los fabricantes de cámaras réflex digitales. Sin embargo, la Leica M11 tiene poco que ver con las distintas versiones de Leica M10.

Leica M11 Calaveritas

Las novedades en la última cámara Leica M empiezan en el sensor y siguen en una batería que ofrece una autonomía muy superior y en olvidar el proceso de retirar toda la base de la cámara para cambiar la batería. Se acabó el homenaje a las clásicas cámaras Leica M, que para cargar el rollo de 35mm debían quitar la tapa inferior. Por otra parte, el obturador electrónico facilita alcanzar velocidades de obturación de hasta 1/16.000seg, cifra impensable de conseguir con un obturador mecánico.

Batería

Pocas veces la batería merece un aparado propio. Éste es el caso de la Leica M11. La batería proporciona cientos y cientos y cientos de fotografías. La gestión de la energía es la mejor que he probado en una cámara digital. Reconozco que no he utilizado la pantalla LCD más que para acceder al menú de la cámara, pero tras la primera tarde de fotos, apenas se había consumido un 5% de la batería. Suelo hacer un solo disparo y la Leica M11 me ha regalado la tranquilidad que me proporcionan las cámaras analógicas: un consumo casi inexistente y la seguridad de no quedarme sin batería, por más larga que sea la jornada de trabajo.

Leica M11 Port

El sensor

La Leica M11 no es la actualización de la Leica M10. Ni siquiera la Leica M10-R se acerca al concepto de la M11. El nuevo sensor retroiluminado ofrece por primera vez tres resoluciones distintas con máxima calidad de imagen. La resolución de 60 Megapíxeles facilita una muy elevada capacidad de resolución y tamaños de impresión superiores a 1 m2. Es importante señalar que la resolución de 60 Megapíxeles supera a la ofrecida por la mayoría de cámaras de formato medio, como la Fujifilm GFX 50S II o la Hasselblad X1D II.

Leica M11 Pedrera

Si se fotografían escenas con mucho contraste entre altas y bajas luces es recomendable seleccionar la resolución de 36,4 Megapíxeles. Los 15 pasos de rango dinámico facilitan conseguir el máximo detalle en sombras. Por último, la resolución de 18,5 Megapíxeles es la mas adecuada para fotografiar con valores ISO muy elevados. El rango dinámico es también muy amplio y –como en las dos resoluciones anteriores– la calidad de imagen es soberbia.

Leica M11 Music

Calidad de imagen

¿Qué se puede esperar de una cámara Leica, sino la mejor calidad de imagen del mercado? La Leica M11 cumple de manera sobrada esta exigencia. Si la calidad de imagen de las fotografías capturadas por la Leica SL2 me pareció soberbia, la M11 supera la excelencia. Es el modelo –junto a la Sony Alpha 1– que ofrece los resultados más cercanos al formato medio digital. La riqueza en detalle a 60 Megapíxeles es abrumadora, pues supera a la propia capacidad del ojo humano para percibir los detalles más minúsculos. Para la fotografía general, bastan los 36,4 Megapíxeles y sus 15 pasos E.V. de rango dinámico. Y para las escenas con una iluminación más escasa, la resolución de 18,5 Megapíxeles nos regala una excelente gama tonal y un control perfecto de la señal de ruido.

Leica M11 Cosmocaixa

Respuesta en ISO altos

He decidido aprovechar las prestaciones del sensor de la Leica M11 y para todas las fotografías disparadas con sensibilidades elevadas he seleccionado la resolución de 18,5 Megapíxeles. Como profesional (y usuario que sabe utilizar una cámara para sacar el máximo rendimiento) me parece absurdo no recurrir a las mejores prestaciones de una cámara. La M11 ofrece la capacidad de trabajar con la máxima calidad de imagen en el más amplio escenario posible. El disparo en condiciones de luz adversas sigue siendo uno de los talones de Aquiles en la fotografía digital. Mientras la señal de ruido se dispara, el contraste y –en especial– la fidelidad cromática caen de manera abismal.

Leica M11 Robots

Las pruebas

Todas las fotografías se han realizado con el angular Leica Summicron M 35mm ƒ/2 ASPH. Una joya óptica para una joya de cámara. Una joya con un diseño óptico de hace décadas, pero que rinde a la perfección con un sensor de 60 Megapíxeles. Una óptica que rompe con el mito de que los sensores de mayor resolución precisas de nuevos diseños ópticos. Los tres modos de fotometría dela Leica M11 garantizan la exposición más precisa en todo tipo de situaciones lumínicas. El modo de exposición manual nos regala la metodología más cercana a la fotografía analógica, una de las señas de identidad de las cámaras de la Serie M de Leica.

Leica M11 Arcs

Conclusión

La Leica M11 es la mejor cámara digital jamás fabricada por el fabricante alemán. Me atrevería a decir que está a la altura (sino los supera) de mitos como las Leica M4-P y Leica M6, dos modelos de 35mm muy valorados por los profesionales. El sensor de 60 millones de píxeles de resolución sólo es una de las prestaciones a valorar. La seña de identidad de la Leica M11 es su versatilidad ante cualquier situación fotográfica. Da igual si se fotografía un paisaje a pleno sol, un motivo con grandes variaciones entre altas luces y sombras o en un entorno con iluminación muy pobre. Cada una de las resoluciones en la Leica M11 se adapta a las condiciones de luz y ofrece la mayor calidad de imagen posible.

Leica M11 Sacs

No estamos ante una cámara popular. No todo el mundo logrará sacarle el máximo rendimiento. Sólo un fotógrafo disfruta de una Leica. Y no me refiero al profesional, sino a quien ama la fotografía. Quien antepone la creatividad a la tecnología. “¡Pero el precio…!”. Las cámaras Leica son más que cámaras. Son joyas. Y el precio a pagar siempre es muy inferior a la satisfacción de fotografiar con Leica.

Leica M11 Street Photo 3

Lo mejor

  • Materiales de construcción
  • Diseño
  • 3 resoluciones distintas con máxima calidad de imagen
  • Una resolución que se adapta a máxima resolución, alto contraste de luz y condiciones adversas de iluminación
  • Resolución máxima de 60 Megapíxeles
  • Incorpora el mejor telémetro de la historia
  • Extrema facilidad de manejo
  • Menú amable y racional
  • La mejor calidad de imagen del mercado
  • Máxima fidelidad cromática
  • Calidad óptica de los objetivos Leica M

Mejorable

  • Precio: 8.420 euros (sólo cuerpo)
  • No es una cámara para todos los usuarios
  • Nula publicidad por parte del fabricante

Valoración

  • Construcción:
  • Diseño:
  • Prestaciones:
  • Facilidad de manejo:
  • Menú:
  • Calidad de imagen:
  • Respuesta en ISO altos:
  • Relación calidad-precio:
  • Valoración personal:
Etiquetas:

Quizás quieres decir

1 comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *