CARGANDO

Escríbe para buscar

Análisis Instax

instax mini 40

Compratir

La fotografía instantánea ha mantenido encendida la llama de la fotografía analógica. Éste es uno de los motivos que ha llevado al público más joven en experimentar con cámaras compactas y réflex con más de medio siglo a sus espaldas. La nueva instax mini 40 es la puerta de entrada a la fotografía instantánea de Fujifilm y ofrece una excelente relación calidad-precio. Por menos de 100€ (en su precio de lanzamiento) ya es posible disfrutar de la magia analógica.

instax mini 40 in hands

En las manos

Un diseño elegante, retro y muy funcional convierten a la instax mini 40 en una cámara de película instantánea muy cómoda en las manos. El disparador es óptimo para fotos en vertical, pues se encuentra en una posición natural al sujetar la cámara con la mano derecha. El acabado rugoso recuerda los forros de piel de las antiguas cámaras analógicas y distingue a la instax mini 40 de otros modelos de película instantánea con un diseño más espartano. Su apariencia me recuerda al modelo instax 90 Neo Classic, la cámara de gama alta del formato instax mini.

instax mini 40 design

Ergonomía y diseño

La simplicidad es el denominador común en la mini 40. Una simplicidad que ofrece el manejo más sencillo de todo el mercado fotográfico. Basta encuadrar y disparar. El mayor secreto del nuevo modelo de entrada a la fotografía instantánea reside en seleccionar las dos zonas de enfoque posibles. Además del disparador, el botón de puesta en marcha (situado en la base izquierda de la cámara) es el único elemento elemento que rompe la suavidad de líneas redondeadas de la instax mini 40. Como en la mayoría de modelos instax más recientes, incluye un espejo para selfies. Un contador, situado en la tapa trasera de la cámara, muestra el número de fotos restantes.

instax mini 40 design 2

Prestaciones

Su precio (apenas 99€) convierte a la mini 40 en la mejor cámara para dar los primeros pasos en la fotografía instantánea. Es un regalo infalible para los usuarios más jóvenes, que disfrutan de la magia de ver aparecer una imagen real en un pequeño papel fotográfico. La sencillez de manejo rompe las barreras de la edad a la que va destinada una cámara, siendo un modelo muy adecuado para el más amplio rango de edades. El modo selfie añade la posibilidad de fotografiar elementos cercanos.

instax mini 40: enfoque

El modo estándar de enfoque está comprendido entre 30cm. e infinito. En el modo selfie, el enfoque se reduce entre 30 y 50cm. Para ajustar el rango de enfoque basta con presionar el botón de arranque de la cámara y ajustar manualmente la zona de enfoque. Para esto, basta con presionar suavemente el objetivo, que pasará del modo selfie al modo de enfoque estándar.

La foto real

La fotografía digital aporta inmediatez, la práctica eliminación de gastos más allá del precio de la cámara y resultados que superan la calidad de imagen de la fotografía analógica. Sin embargo, las fotografías digitales son etéreas, virtuales. Nunca en la historia se han realizado más fotos como ahora. A la vez, jamás se han perdido más imágenes. La fotografía ha perdido su valor, pues no cuesta nada sacar nuestro smartphone del bolsillo, seleccionar la cámara, disparar y hacer una foto. Ya sea de un viaje, vacaciones o de una reunión con amigos y familiares. Las compartimos por redes sociales y solemos borrarlas al poco tiempo de existir.

La fotografía instantánea es real. Se toca. Existe físicamente. La regalamos, en un acto de generosidad, o la guardamos. Es la herencia de la fotografía analógica que llenó álbumes de fotos, los libros que ilustraban nuestras vidas. Más allá de la nostalgia, la fotografía instantánea es una expresión más creativa que la fotografía digital. Al tratarse de imágenes nacidas de un solo disparo, son fotografías únicas.

Las pruebas

El flash incorporado se activa en cada disparo. Esto no sólo reduce la vida de las dos pilas AA de manera más rápida, sino que limita la creatividad de la instax mini 40. Todas las pruebas se han realizado en exteriores, utilizando los dos modos de enfoque. La facilidad de manejo es absoluta. Los resultados, mucho mejores de lo que se puede esperar en una cámara de esta gama de precio (menos de 100 euros). El color de las fotografías instax es el mejor de toda la fotografía instantánea, mostrando tonos naturales y muy cercanos a los originales.

Conclusión

Tras décadas de olvido, retomé mi amor por la fotografía instantánea con una cámara instax mini 90 Neo Classic. Hasta la llegada de la pandemia, nunca olvidaba mi instax SQ20 en ninguno de mis viajes. Compartir es la característica principal de la fotografía instantánea y el principal motivo de mi amor personal hacia el modo más generoso y solidario de fotografía. Regalar las fotos a las personas que fotografiamos y compartir un pedazo de nuestras vidas va más allá de lo puramente fotográfico.

instax mini viajes

La instax mini 40 es el primer peldaño en la fotografía instantánea. Su facilidad de uso es absoluta y la convierte en una cámara adecuada para todo tipo de usuarios. Tan solo la propia creatividad del usuario será el límite. Experimentar es la base del placer de fotografiar con una cámara de película instantánea y la instax mini 40 (por precio) es el modelo idóneo para entrar en la fotografía “que se puede tocar”.

Lo mejor

  • Diseño elegante y funcional
  • Facilidad de manejo
  • Calidad de las fotografías instax
  • Excelente relación calidad-precio: 99 euros
  • Precio de las cargas instax mini: 35,38 euros (pack de 4 cargas: 40 fotos)

Mejorable:

  • El flash se activa en cada disparo
  • Posición del disparador al fotografiar en horizontal

Valoración

  • Diseño:
  • Facilidad de manejo:
  • Calidad de las fotografías:
  • Relación calidad-precio:
  • Valoración personal:

Etiquetas:
Artículo Anterior

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *